miércoles, 11 de enero de 2012

ROMANCΞRO MEDIΞVAL

Por los campos de Castilla
vaga un hombre de dolor
en la batalla de Cascos
sobre el río salvador.
Vaga sin rumbo, sin ver,
sin ver nada, ni color,
sus ojos quemados, fuegos,
fuegos eternos de Sol.
No podrá ver a su amada,
mas no hace falta color
para amarla infinito
solo sirve el co-razón.
Por culpa de sus heridas
del cuerpo sale calor,
no tardará en morir
muy lejos de su amor.
Y en el Fin de su luz
le grita al cielo que no
quiere morir sin su boca
sin sus ojos de crisol.



1 comentario:

Isa dijo...

Buenísimo, de verdad. Sigue escribiendo.

Las más Vistas, pero no las Mejores